miércoles, 5 de mayo de 2010

sales de vino.

Siguiendo con el tema de hoy, las sales.

      Escudriñando esta amplísima herramienta que es Internet, he tropezado con algo que me ha parecido original e interesante. Por norma general todo este tipo de “peculiaridades”, no se divulgan a otros ámbitos que no sean los pertenecientes a este “pequeño mundo” que es la restauración, por supuesto que su conocimiento no esta restringido, ahora bien tan solo los que pertenecemos a el y en pos de un mayor numero de medios a la hora de desempeñar la grata tarea de sorprender al comensal, procuramos conocerlos. Claro esta que cada persona en su ámbito profesional, realizara el mismo esfuerzo. Por ello me gustaría compartir este descubrimiento, con vosotros. Que es cuanto menos sugestivo. Se trata de sales aromatizadas con distintos tipos de vino.
     Elaboradas con sal de los pantanos salinos de la Isla de Ré, vinos seleccionados, especias y aromas naturales, mediante un procedimiento, que Pascal Delbeck guarda en secreto. La historia de esta sal, dormía en la memoria de la abuela de Pascal que recordó haber utilizado una sal, que fruto de la casualidad, se había empapado del vino escapado de un tonel volcado en la bodega de un barco. La sal absorbió el vino, tomando un interesante color, además de un agradable aroma. Al no poder hacer negocio con ella, se la regalaron a una ingeniosa mujer que le añadió especias y comenzó a usar esta divertida sal de color asombroso en la elaboración de sus platos. Con esa idea en la mente Pascal comenzó el proceso de investigación para aportar el fruto de diversas cepas a los cristales de vino, que más tarde dio lugar a la comercialización de cuatro tipos de sal de vino diferentes:

Sal de Château, de gran complejidad aromática esta pensada para pescados, carnes y verduras
Sal de Merlot, con sabores suaves y aromas dulces, marida especialmente bien con foie, magret y buey.
Sal de Cabernet, revive el aroma de las hierbas aromáticas, siendo la combinación perfecta para crustáceos, pescados blancos, salmón y carnes blancas.
Sal de Syrah, exótica y especiada, esta pensada para iluminar los platos de cordero, carnes a la parrilla y ensaladas.


http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/sal-de-vino-que-vino-tan-salado

COCINAR EN BLOQUEE DE SAL

         Hoy por el blog crónicas gourmet me entero de una novedosa, al menos para mi lo es, forma de cocinar alimentos sobre bloques de sal. Revisando más sobre está técnica, en el blog Ideas in food, explican que el bloque de sal, en este caso de sal del Himalaya, se puede calentar directamente en contacto con el fuego de la cocina, aunque parezca extraño. Una vez que el bloque de sal está caliente, sobre él se pueden cocinar los alimentos. Ellos prepararon un huevo frito, que pueden ver en la foto. Además por otra parte si se usa el bloque de sal frío, se puede usar para servir, pescado crudo, sushi o cualquier alimento que se les ocurra.
       Una empresa en internet que vende estos bloques de sal del Himalaya es The Meadow, en donde se pueden conseguir bloques cuadrados, triangulares y en forma de cubos. La verdad me parece genial y me encantaría probar algo hecho en un bloque de sal, que seguramente debe quedar con un sabor bien particular

martes, 4 de mayo de 2010

lunes, 3 de mayo de 2010

Las musas tras los cristales busqué,

una inmensidad gris
antes mis ojos se mostró,
era el mar.
Que en el horizonte
parecía llorar.


Buscando
una nueva imagen.
la espalda le di.

Quizás,
en el bosque
anidarán.
Allí, mis ojos
las encontrarán.

Pero,
grises pinta el día
en los cristales
de mis ventanas.
Triste y gris
pintura,
la de los días de lluvia.


De los pájaros
el trinar,
en ella
no pude escuchar.
Ni tan siquiera
al atardecer,
de los grillos
su cansino cantar.

Lánguida melodía
compone
la lluvia al caer.
el sol brillar
no pude ver
ni tan siquiera
un capullo
florecer.

Tan solo
el perfume
de una gardenia
sobre el mantel,
las hizo, acudir.
Y al fin
pude escribir.






Benito de Silva 18 de abril del 2010